Michael Saul Dell nació en Houston, Texas el 23 de febrero de 1965. Desde pequeño demostró una precoz habilidad para los negocios: a los doce años ya tenía su propio emprendimiento y vendía tarjetas de béisbol. Más tarde comenzó un vínculo con su otra pasión: la informática. A los catorce Michael obtuvo una Apple II, con la cual investigó y aprendió acerca del funcionamiento de las computadoras, convirtiéndose en un experto.

Mientras tanto continuó desarrollando su habilidad para los negocios en la escuela secundaria. Comenzó a trabajar repartiendo periódicos para el Houston Post. Gracias a sus estrategias de ventas, logró suscripciones que le representaron excelentes ganancias.

Dell entró en su primer año en la Universidad de Texas en Austin, en 1983. Sus padres esperaban que sea médico, pero Michael tenía otras ideas: combinando su conocimiento de las computadoras con su habilidad para los negocios comenzó a utilizar excedentes de inventario de proveedores de hardware y así vender kits de actualización y expansión para computadoras personales.

Con un capital inicial de US$1.000, y sin apoyo de sus padres, fundó así su compañía, entonces llamada PCs Unlimited. Michael vendía directamente a los consumidores, lo que le permitió en 1984 obtener ganancias por US$6millones. A principios de 1985, con tan sólo veinte años, Dell tenía treinta empleados que trabajando en su empresa. Ese mismo año comenzó a producir el Turbo PC, su primera computadora hecha completamente desde cero. En 1987, Dell cambió el nombre de la empresa por el de Dell Computer Corporation. En 1988, Dell comenzó a ofrecer acciones al público. En apenas cuatro años la empresa había alcanzado ventas por US$159 millones. En la actualidad, Dell Inc. posee más 80.000 empleados en todo el mundo y sus ingresos superan los US$56.000 millones.

Dell siempre se caracterizó por sus agresivas estrategias, como ser pioneros en la venta on line de computadoras y ofrecer servicios de post venta sin cargo para atraer a los clientes. Siempre mantuvo la calidad de sus productos a muy buenos precios, entre otras razones, por la aplicación de políticas de producción “justo a tiempo” que le permitieron reducir los costos por almacenamiento.

En 2004 Michael Dell renunció a la presidencia de la compañía, pero siguió siendo presidente de la junta. Más tarde en 2007 se reincorporó como CEO en una época no exenta de dificultades técnicas y legales para la empresa que derivaron en sanciones por parte de NASDAQ y cambios en sus titulares accionistas.

En su vida privada, Dell y su esposa dirigen desde 1999 la Fundación Michael y Susan Dell para administrar las inversiones y los esfuerzos filantrópicos de la familia. A través de la fundación, gestionan ayuda a los niños de todo el mundo, intentando mejorar su salud, educación y el cuidado de la primera infancia. Además en 2006 la fundación donó $ 50 millones a la Universidad de Texas en Austin en la que Michael Dell comenzó su exitosa historia.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *